Muros de escollera de piedra: ¿qué son y cómo se construyen?

Muro de escollera de piedra

Los muros de escollera de piedra son estructuras diseñadas para proteger costas, riberas y áreas vulnerables contra la erosión causada por el agua. Utilizando piedras naturales de gran tamaño, estos muros resisten la fuerza de las olas y las corrientes, proporcionando estabilidad y protección a las zonas adyacentes.

¿Qué son los muros de escollera de piedra?

Los muros de escollera de piedra consisten en una estructura construida con grandes piedras irregulares dispuestas estratégicamente. Estas piedras, llamadas escollera, se seleccionan por su resistencia y capacidad para resistir la acción del agua y el desgaste natural. La disposición de las piedras puede variar según el tipo de muro de escollera utilizado y las condiciones específicas del lugar donde se construye.

Beneficios de los muros de escollera de piedra

  1. Protección contra la erosión: los muros de escollera protegen la costa o la ribera al disipar la energía del oleaje y las corrientes, reduciendo así la erosión del suelo.
  2. Estabilidad estructural: proporcionan estabilidad a áreas vulnerables, como playas, costas y riberas de ríos, manteniendo la integridad de infraestructuras cercanas como caminos y edificaciones.
  3. Sostenibilidad: utilizan materiales naturales y locales, lo que minimiza el impacto ambiental durante la construcción y operación.

Tipos de muros de escollera de piedra

Los muros de escollera de piedra se clasifican principalmente en tres tipos según el método de construcción:

  1. Escollera vertida: consiste en verter las piedras desde barcazas o directamente desde la costa al agua. Luego, se compactan en capas para formar una estructura sólida y resistente.
  2. Escollera compactada: se construye depositando las piedras en capas horizontales y verticales, compactándolas con maquinaria pesada para asegurar una base sólida y resistente.
  3. Escollera colocada: este tipo implica la disposición manual o mediante maquinaria de las piedras en una formación específica, asegurándolas entre sí para resistir la acción del agua.

Cada tipo de muro de escollera tiene aplicaciones específicas dependiendo de la topografía del terreno, la intensidad de las condiciones marítimas y los requisitos de protección estructural.

Sin duda, los muros de escollera de piedra son esenciales para la gestión costera y la protección de áreas vulnerables contra la erosión. Su construcción cuidadosa y la elección adecuada de materiales aseguran su efectividad a largo plazo, contribuyendo a la sostenibilidad y la seguridad de las comunidades costeras en todo el mundo. En Tenada Nueva construimos obra civil a medida. Contacta con nosotros para más información.

Entradas relacionadas

¿Estás planeando un proyecto de obra civil? ¡No busques más! En este artículo encontrarás toda la información que necesitas saber...
La aparición de grietas y fisuras en el hogar no es de agrado para nadie, ya que indica algún fallo. ...
Los impresos de hormigón son una de las forma en las que se puede decorar y formar un pavimento. Puede...