Muros de carga: todas las claves que debes conocer

Todas las Claves de los Muros de Carga

Cuando se van a realizar modificaciones en nuestro hogar, como derribar paredes, hay que tener en cuenta ciertos aspectos importantes. Entre estos, destacamos la importancia de conocer qué paredes son las que se encargan de separar espacios y cuáles son las que soportan el peso del hogar.

Es importante saber identificar correctamente las paredes, para que la reforma en cuestión no se complique al encontrarnos con los muros de carga. Estas paredes no se pueden tirar ya que son elementos que forman parte de la arquitectura de la vivienda.

En Tenada Nueva te vamos a explicar todas las claves de los muros de carga, qué son, cómo diferenciarlos de otros elementos y todo lo que necesitas saber. ¡Adelante!

¿Qué son los muros de carga?

Los muros de carga son elementos estructurales fundamentales dentro de cualquier edificación. Su objetivo es soportar otros elementos de la construcción como vigas, techos, arcos y demás elementos. Además, son los encargados de dar soporte y estabilidad al inmueble y de transmitir las cargas al terreno.

Este tipo de muros tienen un ancho mayor a 30 centímetros y en los planos de construcción son bastante fáciles de identificar, ya que en la mayoría de los casos son los que forman el contorno de una edificación.

Los muros de carga suelen estar construidos con materiales de gran resistencia como diferentes tipos de piedra, hormigón, ladrillo, etc. para que pueda soportar grandes cargas sin presentar deformaciones.

¿Cómo podemos identificar los muros de carga?

Por la ubicación

La localización de los muros suele hablar mucho de su función principal en la vivienda. Una de las formas más sencillas e infalibles de saber si es de carga o no es fijarse en dónde se ubican.

Los muros que se localizan en el perímetro de la casa son de carga. Estos son los que principalmente sostienen el techo. Además, son estos lo que marcan la volumetría del hogar. A partir de ellos es que se colocan las demás estructuras que dan soporte a la vivienda.

Por los materiales empleados

Los materiales utilizados para la construcción son un elemento imprescindible. Los muros divisorios suelen construirse con materiales mucho más livianos ya que no tienen que soportar ningún peso, solo están para separar espacios. El yeso es uno de los materiales más frecuentes.

Cuando se trata de los muros de carga se usan materiales con mayor resistencia. Esto debido a que llevan mucho peso y deben ser fuertes. Es por ello que se usa piedra, hormigón u otros que sean fuertes, para soportar las estructuras de la vivienda.

Espesor

En algunos casos los muros divisorios pueden ser gruesos solo por un tema de estética y de dar un aspecto específico en el hogar. Sin embargo, los de carga deben ser un poco voluminosos porque su función es soportar el peso. La robustez del muro puede, en algunos casos, decirle si es o no carga. Por lo general, los que tienen menos de 15 cm de espesor no lo son, estos serían divisores.

Por el sonido

Otra forma de identificar los muros de carga es por el sonido que hace cuando recibe un golpe. Si el sonido es hueco o con eco, es posible que la pared sea un simple tabique. Estos son muros delgados y están hechos de ladrillos huecos lo que hace que el sonido pase a través de este.

Diferencias entre muro de carga y tabique

Antes de pensar en derribar cualquier muro de tu hogar debes saber cómo diferenciar los de carga de los tabiques.

Los muros de carga son elementos estructurales que le brindan a la edificación estabilidad y resistencia. Mientras que un tabique es una pared que no soporta ningún tipo de carga y solo son usadas para dividir y distribuir cada espacio de su casa.

Los tabiques son paredes delgadas de aproximadamente 10 centímetros de ancho. Mientras que los muros que tienen la función de soportar cargas, por lo general, tienen un ancho mayor a 30 centímetros.

¿Es completamente imposible tirar un muro de carga?

En principio, el hecho de eliminar un muro de carga es una tarea complicada y hasta hace tiempo imposible de plantearse. Pero hoy en día se han realizado técnicas que permiten reformar estos muros de carga, llegando incluso a eliminarlos.

Eso sí, esta obra, junto a su respectiva licencia de obra, siempre irá de la mano de un arquitecto colegiado para que el esqueleto y el cuerpo del edificio no sufra daños.

 

En Tenada Nueva nos encargamos de tus soluciones energéticas e instalaciones en edificaciones y obras civiles. Puedes consultarnos cualquier duda sobre tus instalaciones, y dejar en nuestras manos tus proyectos de edificación para garantizar la máxima calidad y compromiso social. ¡Cuenta con nosotros!

Entradas relacionadas

El hormigón celular es un material de construcción que se usa para diferentes infraestructuras. Existen distintos tipos de hormigón celular,...
El revestimiento monocapa para fachadas es una solución práctica y estética que mejora el aspecto de los edificios al tiempo...
Hormigón: Las claves que necesitas conocer acerca de este refuerzo estructural Uno de los materiales más utilizados en todo el...