¿Qué tipos de canalizaciones eléctricas existen?

Pared con canalizadores eléctricos

La infraestructura eléctrica es la columna vertebral de la sociedad moderna, proporcionando energía para alimentar nuestras necesidades cotidianas. Sin embargo, detrás de cada interruptor de luz y cada toma de corriente, existe una red compleja de canalizaciones eléctricas que transportan la energía de manera segura y eficiente. En este artículo, exploraremos en detalle los diferentes tipos de canalizaciones eléctricas, desde las no metálicas hasta las metálicas, analizando sus usos, ventajas e inconvenientes.

¿Qué es una canalización eléctrica?

Antes de adentrarnos en los diversos tipos de canalizaciones eléctricas, es crucial comprender qué son y cuál es su función en un sistema eléctrico. Una canalización eléctrica, también conocida como conducto eléctrico, es un conducto o tubo diseñado para contener y proteger los cables eléctricos que transportan la corriente eléctrica desde una fuente de alimentación hasta los dispositivos finales. Estas canalizaciones no solo garantizan la seguridad de las instalaciones eléctricas, sino que también facilitan el mantenimiento y la manipulación de los cables.

Tipos de canalizaciones eléctricas y usos

Las canalizaciones eléctricas se pueden clasificar en dos categorías principales: no metálicas y metálicas. Cada tipo tiene sus propias variantes y características distintivas, adaptadas para diferentes entornos y aplicaciones específicas.

No metálicas

Las canalizaciones eléctricas no metálicas, fabricadas principalmente con materiales plásticos, son ampliamente utilizadas en aplicaciones residenciales y comerciales debido a su costo económico y facilidad de instalación. Algunos de los tipos más comunes incluyen:

  1. Canalizaciones PVC: las canalizaciones de cloruro de polivinilo (PVC) son una opción popular debido a su resistencia a la corrosión y su durabilidad. Se utilizan comúnmente en interiores y exteriores para instalaciones eléctricas residenciales, comerciales e industriales.
  2. Canalizaciones con tubos flexibles de plástico: estos conductos flexibles, hechos de polietileno de alta densidad (HDPE) o poliamida (PA), ofrecen una flexibilidad excepcional, lo que los hace ideales para aplicaciones donde se requieren curvas o giros complicados.

Metálicas

Por otro lado, las canalizaciones eléctricas metálicas, fabricadas con materiales como el acero galvanizado o el aluminio, ofrecen una mayor resistencia mecánica y protección contra incendios. Algunos ejemplos notables incluyen:

  1. Canalizaciones de IMC: las canalizaciones de acero galvanizado con recubrimiento intermedio (IMC) son robustas y adecuadas para entornos industriales y comerciales donde se requiere una mayor resistencia mecánica y protección contra daños físicos.
  2. Canalizaciones EMT: los tubos de metal eléctrico (EMT), fabricados con acero galvanizado o aluminio, son ligeros y fáciles de manipular, lo que los hace ideales para aplicaciones de montaje en superficie y aplicaciones donde se requiere una instalación rápida.
  3. Canalizaciones con tubos flexibles metálicos: estas canalizaciones, hechas de acero inoxidable o aluminio corrugado, ofrecen flexibilidad junto con la resistencia inherente del metal, lo que las hace adecuadas para entornos donde se requiere resistencia a la corrosión y durabilidad.

Ventajas e inconvenientes de las canalizaciones eléctricas

Cada tipo de canalización eléctrica tiene sus propias ventajas e inconvenientes que deben considerarse al seleccionar el sistema más adecuado para una aplicación específica.

Ventajas

  • Las canalizaciones no metálicas son económicas y fáciles de instalar.
  • Las canalizaciones metálicas ofrecen una mayor resistencia mecánica y protección contra incendios.
  • La variedad de opciones disponibles permite adaptar la selección a las necesidades específicas de cada proyecto.

Inconvenientes

  • Las canalizaciones no metálicas pueden ser vulnerables a daños por impacto o exposición a condiciones climáticas extremas.
  • Las canalizaciones metálicas pueden ser más costosas y difíciles de manipular durante la instalación debido a su peso y rigidez.

En conclusión, la elección del tipo de canalización eléctrica adecuada depende de una serie de factores, incluyendo el entorno de aplicaciónel presupuesto y los requisitos de seguridad. Al comprender las características y usos de los diferentes tipos disponibles, los profesionales de la electricidad pueden tomar decisiones informadas para garantizar la eficiencia y la seguridad de las instalaciones eléctricas.

Confía en Tenada Nueva, para crear la canalización eléctrica adecuada para tu entorno, manteniendo un presupuesto eficiente para tu casa. Contáctanos te esperamos.