¿Por qué aparecen grietas en la pared de tu casa?

albañil tapando grietas de pared en una casa

La aparición de grietas puede dañar el diseño y en los casos más graves, la seguridad de tu casa. Arreglarlos cuanto antes es una de las mejores formas de evitar problemas en el futuro.

Las causas de que aparezcan las grietas son varias, por ejemplo, por dilatación de los materiales, humedades, calidad pobre del material… Normalmente, las grietas suelen aparecer cuando se producen movimientos en el asentamiento de la vivienda, aunque también pueden aparecer por el paso del tiempo.

Quizás te sientas intimidado, pero arreglar las grietas de tu casa es una tarea realmente fácil. Cuando son muchas o notas que son muy profundas, lo aconsejable es llamar a un experto que se encargue de dejar las paredes perfectas.

Para tapar, arreglar y reparar las grietas de la pared se hace siempre el mismo procedimiento. Tan solo tienes que rellenar con una masilla la fisura. Debes saber qué tipo de grieta estás tratando. En algunos casos basta con usar el producto para grietas y en otras tendrás que cubrirla con una cinta especial. Vamos a ver qué pasos necesitas realizar para arreglar cualquier tipo de grieta.

Las grietas más frecuentes se dividen en tres grupos:

Grietas horizontales

Normalmente, la humedad es la causante de estas grietas. Estas grietas son provocadas por el uso incorrecto de los materiales de construcción.

Grietas diagonales

Son las más peligrosas y te indican que hay un problema con la estructura. Lo mejor es que un perito revise el caso y se proceda a la reparación.

Grietas verticales

Otro tipo de grietas que deberás consultar a un profesional para determinar qué ha provocado que aparezca.

En este artículo vamos a ver cómo arreglar las grietas superficiales de una pared que solamente afecta a la estética y no a la estructura principal de la vivienda. Recuerda que si son profundas, la mejor opción es acudir a un profesional inmediatamente para evitar cualquier peligro o derrumbamiento. Si son pequeñas, con este método podrás disimularlas fácilmente.

Cómo tapar y arreglar las grietas de la pared

  • Paso 1. Agrandar la grieta

Necesitarás una espátula para separar todo los trozos de yeso de la grieta. Tienes que agrandarla desde los dos lados, en forma de V.

  • Paso 2. Limpia el polvo

Para el siguiente paso necesitas coger una brocha seca y limpiar el polvo y la pintura que se encuentre en el interior de la grieta.

  • Paso 3. Humedece la grieta

Con un pulverizador, debes aplicar agua por toda la grieta.

  • Paso 4. Prepara tu masilla

Para tapar las grietas de la pared, necesitas una masilla o una pasta. Esta pasta la puedes encontrar en cualquier tienda especializada en herramientas o en el hogar. Para prepararla, tan solo necesitarás mezclar el producto con agua en las proporciones que indique el fabricante. Con una espátula basta para mezclarlo todo.

  • Paso 5. Tapa la grieta

Una vez tengas tu mezcla lista (recomendamos que no quede ni muy líquida ni muy espesa), tan solo necesitas aplicar una cantidad fina de pasta en la espátula sobre la grieta para sellarla. Si lo haces todo de golpe, puede que la pasta se contraiga y pierda efectividad.

  • Paso 6. Seca y lija la pared

Después de que la pasta se haya secado durante 2-3 horas, debes agarrar un taco de lija y empezar a frotar hasta que la masilla esté a nivel de la pared.

  • Paso 7. Cinta tapagrietas

Si las grietas vuelven a aparecer después de haberlas arreglado, puedes probar a usar una cinta tapagrietas. Es un material parecido a una venda. Tan solo tienes que situarla en la pared donde esté la grieta y aplicar la pasta hasta que quede todo tapado y limpio.

Cómo tapar y arreglar las grietas en el techo

El procedimiento para reparar grietas en el techo es muy similar al de las paredes. Todos los pasos que hemos visto debes aplicarlos de la misma manera. Sin embargo, hay expertos que recomiendan otro procedimiento para el techo.

  • Agrandar, limpiar y humedecer la grieta
  • Aplicar la masilla de la misma manera que en las paredes
  • Aplicar la cinta tapagrietas
    Volver a dar otra capa de masilla
  • Lijar y emparejar

Con este procedimiento, te aseguras que la grieta del techo queda perfecta y sin ningún desparejo. Por último, recuerda revisar periódicamente las paredes y los techos para no llevarte ninguna sorpresa.

Entradas relacionadas

Hormigón: Las claves que necesitas conocer acerca de este refuerzo estructural Uno de los materiales más utilizados en todo el...
Los muros de escollera son estructuras utilizadas en obras de ingeniería civil para la contención de tierras y protección contra...
Dentro de los servicios de refuerzos en estructuras, en Tenada Nueva contamos con los refuerzos de forjados. En este artículo...