Cimientos corridos: ¿qué son y principales ventajas?

Persona recogiendo grava con una pala para realizar cimientos corridos

Los cimientos corridos son elementos fundamentales en la construcción de edificaciones que proporcionan estabilidad y soporte estructural. Consisten en una base continua de concreto armado que se extiende a lo largo del perímetro de la estructura a construir. Este tipo de cimiento se utiliza comúnmente en edificaciones de tipo residencial y ligero, aunque también puede encontrarse en algunos proyectos comerciales de menor envergadura.

Procesos para construir los cimientos corridos

El proceso de construcción de cimientos corridos sigue varios pasos cruciales:

  1. Excavación: se realiza una excavación en la que se remueve el suelo hasta alcanzar una profundidad y anchura adecuadas según las especificaciones del diseño estructural.
  2. Compactación: una vez excavado, el suelo se compacta para asegurar una base estable y resistente sobre la cual se verterá el concreto.
  3. Encofrado: se instala un encofrado que servirá como molde para contener el concreto hasta que fragüe y se endurezca.
  4. Armado: dentro del encofrado se coloca el acero de refuerzo (varillas) de acuerdo con las especificaciones del diseño estructural para proporcionar resistencia adicional al cimiento.
  5. Vertido de concreto: finalmente, se vierte el concreto dentro del encofrado y se compacta para eliminar burbujas de aire y asegurar una buena adherencia entre el concreto y el acero de refuerzo.
  6. Curado: después del vertido, el concreto debe curarse adecuadamente para alcanzar su resistencia óptima.

Principales usos de los cimientos corridos

Los cimientos corridos se utilizan principalmente en:

  • Construcción residencial: son frecuentes en viviendas unifamiliares y edificios de apartamentos de poca altura.
  • Edificaciones comerciales pequeñas: se emplean en pequeños locales comerciales y oficinas.
  • Obras de pequeña envergadura: son ideales para proyectos donde se requiere una base económica y eficiente.

Ventajas de los cimientos corridos

  1. Economía: comparados con otros tipos de cimientos, los cimientos corridos son relativamente económicos debido a su sencillez constructiva y materiales comunes.
  2. Simplicidad constructiva: su diseño y ejecución son directos, lo cual facilita la planificación y ejecución de la obra.
  3. Versatilidad: pueden adaptarse a diferentes tipos de suelos siempre y cuando se realice un análisis previo de la capacidad portante del terreno.
  4. Rapidez de construcción: una vez preparado el terreno, el proceso de instalación es rápido, lo que acelera los tiempos de ejecución del proyecto.
  5. Buena distribución de cargas: distribuyen eficientemente el peso de la estructura sobre el suelo, proporcionando estabilidad a largo plazo.

Sin duda, los cimientos corridos son una opción popular en la construcción debido a su eficiencia económica y constructiva, siendo ideales para proyectos residenciales y comerciales de pequeña escala. Su capacidad para adaptarse a diferentes tipos de terreno y su rapidez de instalación los convierten en una elección frecuente entre los arquitectos y constructores que buscan una solución sólida y efectiva para la cimentación de edificaciones.

Confía en Tenada Nueva para crear tus cimientos corridos. Contacta con nosotros para más información. 

Entradas relacionadas

La infraestructura eléctrica es la columna vertebral de la sociedad moderna, proporcionando energía para alimentar nuestras necesidades cotidianas. Sin embargo,...
Un edificio comienza a deteriorarse con el tiempo. Las causas del mal estado de un edificio suelen estar relacionadas con...
El moho en las paredes es un problema común que puede afectar la calidad del aire en el hogar y...